jueves, 27 de abril de 2017

José Fredy Villalta (1947-2017)



Fredy Villalta, Ingeniero Electromecánico y Profesor de Ingeniería Eléctrica en la UES y en la UCA. Miembro destacado de IEEE y ASIMEI.  En la fotografía, aparece en el aeropuerto de Panamá mientras regresábamos de la convención del IEEE CONCAPAN 2014. La UCA le dedicó hace algún tiempo un video haciendo una reseña de su vida con enfasis en el lado profesional. Aquí  se incluye el link.
 






domingo, 16 de abril de 2017

Acerca de la Ley de Murphy en Tiempos de Enjambre Sísmico

En realidad, no estoy seguro de saber a ciencia cierta si el tal Murphy existió, o es otro personaje inventado, tal como  el que dicen que ponía sus iniciales O.K. dando por aceptada una tarea. Personaje real, o ficción, la ley que se le atribuye tiene vida propia, y tiene además tantas variantes, como situaciones que requieran su aplicación. La ley de Murpy a la hora de atender necesidades fisiológicas mayores es ciertamente uno de los casos más singulares. El lunes pasado para no ir más lejos, después de casi un día de enjambre sísmico aquí en Antiguo Cuscatlán, cuando surgió la necesidad de atender este requerimiento de la naturaleza, consideré la posibilidad de que el procedimiento involucrado pudiera coincidir con uno más de los muchos sismos ocurridos a partir del domingo 9 de abril, cuando a partir de las ocho de la noche se desató la actual temporada de movimientos telúricos. Bueno, en esos pensamientos me encontraba mientras cumplía con los trámites del procedimiento, cuando a las 5:50 p.m. se cumplió la ley de Murphy. En semejantes circunstancias todos sabemos que se pueden saltar una o varias etapas del procedimiento tratando de salir del paso, salvando la cara lo mejor que se pueda. Murphy fue implacable esta vez, no fue uno, sino dos sismos en ráfaga, para que no quepa ninguna duda de cómo viene aplicada la ley que lleva su nombre.






abril









miércoles, 12 de abril de 2017

Beethoven

Es verdad, hace falta una muy buena razón para interrumpir un concierto de violín de Beethoven, y la verdad es que el inicio de un partido de la Champions no cumple como razón. Beethoven siempre está genial, y los partidos de la Champions suelen ser mediocres.

martes, 4 de abril de 2017

El Último [Libro] de la Fila

Image result for Out of Africa
De vez en cuando me hacen esa pregunta sin respuesta acerca de cómo escojo los libros que leo. Alguna vez dije algo que en realidad es una respuestabastante tonta: " los libros me caen en la cabeza cuando camino ente los estantes de la librería". Esta semana por ejemplo, me encontré  por fin con uno que estaba desde  hace mucho tiempo como el último de la fila, el famoso libro maldito de Salinger. En la Navidad del 2015, me lo encontré  en la Casa del Libro en Madrid, pero por aquello de las dudas tuve temor de comprarlo, ya saben la paranoia de las teorías de conspiración,  que si los compras, luego te andan siguiendo los pasos los tipos feos de lentes negros, puras bobadas del personaje interpretado por Mel Gibson. El fin de semana pasado, estaba en oferta en la Internacional y ya está.

Muy bien, pero Salinger ya no es el último de la fila. En los primeros capítulos nos recomienda un libro por intermedio de Holden Caulfield, el personaje medio lunático que seguramente es él mismo Salinger, a quien por error le prestan en la biblioteca un libro que no había solicitado, "Memorias de África" de Isak Dinesen, que es el nombre con el que firmaba los libros Karen Blixen. Y tomando en cuenta lo que Holden Caulfield opina de cada personaje o tema que se cruza en su camino, es sorprendente lo bien que habla de "Memorias de África". Una de dos, o el libro de la Blixen es muy bueno, o Caulfield es un tarado. Creo que las dos respuestas podrían ser válidas.

Por si lo anterior fuera poco, este domingo en El País Semanal, le dedican un artículo a Karen Blixen, describiendo la casa-museo, los escritos que ella dejó, incluidos algunos cuentos que ya tendremos tiempo de buscar, sus años en África, su romance con un tal Denys Finch, que es interpretado por Redford en la película de la que también hablan en el artículo. Doble coincidencia pensé, apenas comencé a leer a Salinger, y este se deshace en elogios por Isak Dinesen, ya que creo que nunca llegó a saber que el autor era en realidad la Blixen; y me rematan los de El País, casi incitándome no sólo a leer "Memorias de África", sino a buscar un ticket barato para ir a conocer la casa museo en Dinamarca.

Y pensar que cuando salió la película "África Mía" hace más de treinta años, yo decía en son de burla que lo mejor de aquella película eran las escenas con leones. Y desde entonces la Blixen tiene el rostro de la Streep, y allí quedamos atrapados con el último libro de fila de los libros que voy a leer algún día. Esa es la mejor respuesta: a cada libro se llega por un camino diferente, algunos son tan inaccesibles que podemos esperar toda una vida sin conseguirlo. Por de pronto creo que volveré a ver la película uno de estos días, con otros ojos, tratando de anticipar algo del libro ...  Y también para  disfrutar una vez más del adagio del Concierto para Clarinete  del gran Wolfie, que se popularizó -para mi generación- en este film.

Hoy el Diario no Hablaba de Ti

Orlando Zarceño, San Isidro, El Salvador (195x-2017)


viernes, 31 de marzo de 2017

Joseph Haydn (31 Marzo 1732 - 31 Mayo 1809)



Con Joseph Haydn, la tarea de identificarlo con una de sus obras más conocidas no es tan problemática. El allegro del concierto para trompeta es la carta de presentación del compositor. Los virtuosos de la trompeta sin excepción se miden contra esta pieza. Además este allegro debería ser parte del repertorio clásico más esencial de cualquier colección.



En el segundo movimiento de su sinfonía "Sorpresa", el compositor destila todo se sentido del humor, preparando paso a paso las condiciones ideales para casi matar del susto a los que se duermen en los conciertos de las orquestas sinfónicas. Seguramente que a Haydn no le caían muy en gracia los dormilones, ni los que están cabeceando durante los conciertos. Esta es su pequeña vendetta.



Por último, una pieza que conocimos en los ochentas gracias  a la Radio Clásica, que de milagro todavía sobrevive en El Salvador. El primer movimiento del concierto de Lira. Cuando pedí el disco en la sucursal  de Bologna de la famosa tienda Ricordi, el vendedor no lo podía creer. Un extracomunitario que conocía a Haydn. También es parte  de mi C.V.